UN BLOG sobre todo lo que me inspira; bodas de ensueño, ideas en decoración, moda...y TOCADOS!
Si tienes algo que contarnos, o quieres que diseñemos tu tocado, mándanos un mail a tocadosletouquet@gmail.com

domingo, 5 de septiembre de 2010

Dress Code para invitadas. Tengo una boda…qué me pongo?

Recurrente es la pregunta que te asalta cuando te invitan a una boda: qué bien, pero…

qué me pongo?

Hoy te proponemos unas claves sencillas para acertar en tu estilismo.

La primera cuestión que va a definir nuestro look es la hora del día de la celebración.
En bodas de mañana opta por un vestido corto (a la rodilla o media pierna), de corte sencillo e impecable. Inspírate en la pasarela y en las siluetas que nos proponen los diseñadores para esta temporada, en clave lady y ultrafemenina. Huye de las telas con efecto tornasolado, los brillos y la pedrería, más propios de estilismos vespertinos.

Todos los colores están permitidos, salvo el blanco, reservado para la novia…y el negro (cada vez menos y siempre combinado con otra tonalidad).
Si la boda es en el campo apuesta por tonos brillantes y estampados florales.

En bodas de tarde-noche el código de estilo permite apuestas más arriesgadas e imaginativas, atrévete con los brocados, pailletes y los efectos satinados.
Aunque es una manía personal, los vestidos largos tipo “alfombra roja” no son especialmente de mi gusto para este tipo de celebraciones, pero reconozco que todo es muy relativo, y que dependiendo del escenario, un vestido largo puede ser de los más sofisticado.
Aun así, mis preferidos para la tarde-noche siguen siendo los vestidos cortos, tipo cocktail.
Capítulo a parte merecen los complementos, para mí desde luego elementos imprescindibles en la construcción de un look 10.

En los últimos tiempos se ha impuesto el uso de accesorios para la cabeza, y ahí es donde surge otra de las preguntas más frecuentes: tocado o pamela?


El tocado es apto para bodas tanto de día, como de noche, si bien su tamaño y los materiales cambian según la hora de la celebración, el contexto de la misma y la época del año. Por la noche, el tocado se sofistica y reduce su tamaño. Ideal son los confeccionados en seda y con aplicaciones de pedrería.

Por el contrario, el uso de la pamela es mucho más limitado, ya que está exclusivamente reservada a las celebraciones diurnas. Opta por un modelo cómodo y fácil de llevar, ya que no deberás quitártela hasta que no finalice el almuerzo.



A medio camino se encuentran los platter-hat. Resultan una fantástica alternativa a la pamela, ya que confieren a tu look un espíritu más juvenil y menos clásico. Los empezamos a ver de la mano del fantástico sombrerero inglés Philip Treacy, y cada vez son más las firmas que los proponen. Se trata de platos confeccionados en rafia o sinamay adornados con plumas, flores, tules, etc. Puedes llevarlos a modo de sombrero o lateralmente.


No nos olvidamos tampoco de las bandas, casquetes y diademas, aptas para todo tipo de situaciones y eventos.

No obstante, y a pesar de los códigos más o menos establecidos, hay una regla que siempre funciona, y es la de estar a gusto con tu elección, sin sentirse disfrazada o forzada en un estilo que no es el tuyo, por lo que la moraleja es clara: sé tu misma!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada